El miedo... que sea nuestro aliado!

Hola! Este tema surge de una pregunta realizada en las historias de Instagram @deagestoria (ya nos seguís?), donde preguntamos "de qué te gustaría hablar?" Hubo varias respuestas de diferentes temas, pero había un tema que se repetía, expresado de diferentes maneras, en diversas áreas de la vida, pero que llevaban a lo mismo... EL MIEDO.



El miedo genera respuestas fisiológicas, corporales y conductuales, hay aumento del ritmo cardíaco, sudoración y dilatación de las pupilas, así como liberación de hormonas como cortisol y adrenalina. Podemos accionar, paralizarnos, o salir huyendo. Esto sería en extremo, impidiendonos razonar de una manera correcta.


Quién no ha tenido o tiene miedo a diferentes cosas? Todos. Nadie escapa a esa emoción que solemos pensar que es negativa. Aunque aclaremos que en ocasiones y según el contexto es negativa. Pero hoy vinimos a hablar del miedo como aliado.


Los comentarios que surgieron a esa pregunta eran variados...

Tengo miedo de emprender mi empresa

No me animo a cambiar de trabajo, me da miedo no conseguir otro

Como hago para lograr mis objetivos, no creo poder

Me aterra la incertidumbre del cambio

Quiero abrir mi empresita pero tengo miedo a que nadie me compre

Y así... entre otras...


Todo cambio, toda acción nueva, la cual nos saca de nuestra zona de confort, nos va a provocar miedo, inseguridad, dudas. Pero no lo debemos ver como debilidades, sino como un aliado.


Si nos remontamos a nuestros antepasados, éstas emociones transformadas en sentimientos, los ayudaban a sobrevivir! a estar alerta ante el peligro! y es de igual forma que hoy nos puede ayudar a estar alerta, atentos ante situaciones nuevas, cambios, y decisiones que nos sean difíciles de tomar...


Pensar que estamos accionando, tomando decisiones importantes, y avanzando para mejorar, para crecer, para salir adelante. Esa debe ser nuestra motivación.


Lo que no podemos permitirnos es que el miedo nos paralice y nos limite.

Es importante reconocer a qué tenemos miedo, el porque o donde nace dicho miedo, y cómo podemos superarlo o usarlo a nuestro favor.


A veces surge de situaciones ya vividas y tenemos miedo de que nos vuelva a suceder... pero recuerda, ya lo viviste antes, sos más sabio/a ahora, por lo tanto, puedes evitar que suceda.


Otras veces nace de la incertidumbre del qué pasará si... Pero recuerda, nadie sabe qué pasará hasta que toma la decisión de accionar y HACER. Quien no arriesga no gana! y si el resultado no es el esperado, tranquila/o es aprendizaje y seguro te des cuenta de que debes cambiar o mejorar.


Y también pasa que los miedos no son nuestros, sino que cargamos con herencias familiares, de nuestros padres, madres, abuelas/os, y más atrás! y ni lo sabemos... En este caso debemos ponernos a pensar y preguntar a nuestros familiares, y tratar de entender el porqué de los mismos... Pero no quedarnos quietos... ACCIONAR.


Por lo tanto, toma el miedo como aliado para que te ayude a estar atento para tomar las mejores decisiones, hacer los mejores cambios y tomar acción! No permitas que te paralicen y no te dejen avanzar.


Depende de vos.





5 visualizaciones0 comentarios
Gestoría y administración